arrow-down arrow-left arrow-open-down arrow-open-up arrow-right arrow-up caret-down chat circle-cross close documents dot-arrow-down dot-arrow-right envelope facebook fb-square google linkedin menu phone round-arrow-right search tool twitter whatsapp youtube

Agua

Tu guía para reconocer el agua como fuente de salud.

agua y salud
¿Cómo mejorar el sabor del agua?

El sabor del agua

 A pesar de que en la mayoría de ciudades y pueblos el agua del grifo es apta para el consumo humano, en ocasiones no es muy recomendable su uso debido a un exceso de productos químicos utilizados para tratarla y a su sabor poco agradable. El agua no debería tener sabor, ni color, ni olor porque, como ya estudiamos en el colegio, el agua es insípida, incolora e inodora, pero no siempre es así.

En muchas ocasiones, al ponernos un vaso de agua del grifo, notamos que el agua no está tan transparente como en los anuncios de la televisión; de hecho, notamos que el agua de nuestro grifo tiene unos tonos blanquecinos que impiden su transparencia. Por otro lado, si analizamos su sabor y olor, descubrimos que tampoco es insípida ni inodora. El agua de nuestro grifo acumula sabores y olores provenientes de las canalizaciones de agua y de las sustancias químicas que se utilizan para potabilizar el agua. También es importante tener en cuenta que la dureza del agua también es un factor clave en el sabor de ésta.

Factores que influyen en el sabor del agua

El sabor del agua no solo depende de cómo haya sido tratada por la compañía suministradora para garantizar su calidad sino que también depende mucho de la carga de minerales que contenga. Las aguas ricas en calcio, potasio o magnesio pueden tener un sabor más intenso que aquellas aguas que son pobres en estas sustancias.

Instalar un equipo de osmosis

La solución más sencilla, económica y segura para mejorar el sabor del agua del grifo es la instalación de un equipo desmineralizador por osmosis inversa que produzca agua de muy alta calidad.

El objetivo principal de la osmosis inversa es el de poder obtener agua pura a través de un caudal de agua que no lo es.
El tratamiento de agua mediante ósmosis inversa, proporciona un agua de mayor calidad, libre de contaminantes (en un 99%), beneficiosa para el consumo, con un estupendo sabor y siendo respetuosos con el medio ambiente ya que este sistema no utiliza ni produce ningún químico que contamine.

¿Cómo funciona un equipo de ósmosis inversa?

En el tratamiento de agua mediante osmosis inversa, gracias a la presión sometida, los sólidos disueltos en el agua y con un mayor tamaño molecular quedan “atrapados” en la membrana separando así el agua más pura (permeado) del agua que contiene más sales, impurezas y otros contaminantes (rechazo).
Disfruta del agua sin olores extraños, impurezas o cloro. Agua con todas sus propiedades naturales y una calidad excepcional.