Descalcificadores

Elegir un descalcificador, ¿qué debemos tener en cuenta?

By febrero 18, 2020febrero 27th, 2020No Comments
Cómo elegir un descalcificador doméstico

Cada vez más hogares optan por instalar un descalcificador para mejorar la calidad del agua dura que llega hasta nuestro grifo. Si estás pensando en hacerte con uno, pero no sabes muy bien qué debes de tener en cuenta, hoy analizamos qué elementos nos pueden ayudar para elegir un descalcificador en nuestro hogar.

El descalcificador doméstico marca un antes y un después en nuestro bienestar en casa. Es uno de esos productos que una vez instalas en tu hogar te resulta difícil saber cómo pudiste pasar tanto tiempo sin él. Algunos de sus beneficios son:

  • Permite un ahorro de energía que se nota en la factura del agua.
  • Disminuye el consumo de jabón de aparatos como el lavavajillas o la lavadora.
  • Alarga la vida útil de nuestros electrodomésticos
  • Mejora la calidad del agua dura que llega hasta el grifo.

Es decir, instalar un descalcificador mejora el bienestar y el confort. Además, maximiza la salud de quienes lo tienen en casa.

La proliferación de marcas de descalcificadores en los últimos años da buena cuenta de su éxito. Sin embargo, esto dificulta la decisión del consumidor a la hora de elegir un descalcificador para instalar en casa. Especialmente de aquel que lo adquiere por primera vez. Por eso queremos desvelar qué información debes tener en cuenta antes de instalar un descalcificador en casa.

 

Funcionamiento del descalcificador

Todos los descalcificadores funcionan del mismo modo: mediante el intercambio de iones. A través de este proceso, el aparato intercepta las partículas de cal y magnesio del agua que circula a través de un lecho de resina, sin alterar las características del agua potable.

El elemento que marca la diferencia entre los distintos modelos es el sistema de regeneración que lleva a cabo el equipo entre una descalcificación y otra. En base a ello, hablamos de tres tipos de descalcificador:

  1. Descalcificador volumétrico. Es el más frecuente en los hogares y las empresas. Solo se activa cuando alcanza un determinado volumen de agua tratada, de modo que deja a elección del consumidor determinar cuánto tiempo debe pasar entre regeneración y regeneración.
  2. Descalcificador de bajo consumo. Es considerado el más eficiente del mercado, con una diferencia de ahorro de hasta un 40% con respecto a otros tipos de descalcificadores. Se adapta al consumo de agua y de sal dependiendo de la cantidad de resina que haya agotado.
  3. Descalcificador hidráulico. Activa el proceso de regeneración del agua en función del volumen que circula por las tuberías, lo cual significa que funciona cuando se agota el lecho de resina.

 

Cómo elegir un descalcificador para instalar en casa

Si te has convencido de la necesidad de instalar un descalcificador de agua en casa o en la empresa, hay una serie de elementos que debes tener en cuenta antes de seleccionar un modelo concreto.

A grandes rasgos, los tres elementos que pueden ayudarte a la hora de elegir un descalcificador son el espacio donde quieras instalarlo, el número de personas que viven allí (o que pasan tiempo de forma habitual en el caso de un centro de trabajo o segunda residencia) y la dureza del agua.

  • Lugar de Residencia. Deberemos de tener en cuenta dos elementos en relación al espacio físico en que queremos instalar el descalcificador. Por un lado, la presión del agua y, por el otro, el caudal.
    Resulta obvio pensar que la presión del agua que llega al grifo de un ático no es la misma que a un piso ubicado en la primera planta del edificio. Como tampoco será la misma que llegue a una vivienda unifamiliar de dos pisos o a la sede de una compañía con ocho plantas. En lo referente al caudal, no podremos pasarnos por alto el diámetro de las tuberías.
  • Número de personas que viven en el hogar. Lo decíamos al inicio, una de las ventajas principales de la instalación de un descalcificador doméstico es el ahorro que supone en la factura del agua. Por eso, en función de cuántas personas residan en un hogar el consumo diario de agua será uno u otro y habrá que optar por un modelo concreto de descalcificador.
    Otro dato que nos puede ayudar a saber qué cantidad de litros de resinas debe tener un descalcificador es hacer un cálculo aproximativo del consumo de agua. Se estima que este puede ser de unos 100 litros por persona y día.
  • Dureza del agua. Este es seguramente el dato más importante a tener en cuenta. El agua dura es aquella que contiene una alta concentración de minerales, sobre todo, de calcio y sales de magnesio. A la hora de elegir un descalcificador es crucial conocer qué nivel de dureza tiene el agua de tu zona. Ello determinará que sea necesaria más o menos cantidad de resina para lograr eliminar la cal del agua.
    Hay soluciones domésticas para que cualquier persona pueda analizar la dureza del agua en su hogar, como un analizador de cal.

Si queremos mejorar la calidad de vida en nuestros hogares y aumentar la salud de lo que bebemos, elegir un descalcificador es una tarea importante y que hemos de analizar debidamente.