arrow-down arrow-left arrow-open-down arrow-open-up arrow-right arrow-up caret-down chat circle-cross close documents dot-arrow-down dot-arrow-right envelope facebook fb-square google linkedin menu phone round-arrow-right search tool twitter whatsapp youtube

Blog: Agua y salud

Tu guía para reconocer el agua como fuente de salud.

equip d'osmosis per aquaris
Protege tu acuario con agua de osmosis

Para proteger los peces de tu acuario es imprescindible conocer la dureza del agua de nuestro hogar, ya que de esta agua dependerá la calidad de vida de nuestros peces. De este modo, podremos prevenir los efectos negativos del agua dura y garantizarles un entorno agradable para vivir.

A continuación, descubriremos qué es el agua dura y cómo puede afectar a tu acuario. Además, mostraremos la solución efectiva para acabar con este problema a través de la instalación de un equipo de osmosis.

 

El agua dura

Qué es el agua dura

Las aguas duras se caracterizan por contener una alta cantidad de sales disueltas de calcio y magnesio, así como otras sales minerales. Según el grado de concentración se clasifican en aguas blandas, semiblandas, duras, muy duras y extremadamente duras, que dependerá de la ubicación geográfica y del sistema de agua del hogar. Cuanto mayor sea la dureza del agua, mayor riesgo para la salud.

 

Cómo afecta la dureza del agua en tu acuario

En las grandes ciudades, donde se concentra la mayor parte de la población, generalmente predominan las aguas duras, muy duras o extremadamente duras. Estas aguas pueden generar problemas de salud a largo plazo, unas consecuencias que también pueden afectar a los peces, ya que las sales minerales elevan el pH y la dureza del agua.

Es cierto que algunos peces se adaptan mejor, pero la mayoría de ellos no toleran las altas concentraciones de sales minerales. Esto puede elevar su sensibilidad, lo que se traduce en una mayor probabilidad de enfermar.

Para saber si los peces de tu acuario sufren las consecuencias del agua dura existen varios síntomas que pueden ayudar a identificar este problema. Algunos de ellos son el nerviosismo, la irritación de branquias o la respiración acelerada. Por ello, si reconoces algunas de estas señales en tus peces o tienes constancia de que el agua del hogar es dura te recomendamos instalar un aparato de agua osmotizada.

 

Cómo proteger el acuario con un equipo de osmosis

Qué es el agua de osmosis

¿Es buena el agua de osmosis? Sin ninguna duda, se trata de un agua de una calidad excelente. El agua de osmosis o agua osmotizada es el método natural que permite obtener agua sin utilizar ningún tipo de producto químico.

El funcionamiento de un aparato de osmosis consiste en una membrana semipermeable que permite el paso de ciertos tipos de partículas. De este modo, el equipo de osmosis equilibra las concentraciones a ambos lados de la membrana, lo que genera dos disoluciones, una de ellas con todos los contaminantes. Esto genera una diferencia de presión en ambos lados de la membrana semipermeable, lo que se conoce como presión osmótica.

Cuando a esta presión osmótica se le añade otra de superior, hablamos de un proceso de osmosis inversa. Con este funcionamiento los sólidos disueltos en agua, como sales, impurezas y otros contaminantes, son captados a través de la membrana. De esta forma se consigue una zona de alta concentración de soluto en la membrana (rechazo), lo que genera un agua de mayor calidad (permeado), libre de contaminantes (en un 99%) y respetuosa con el medio ambiente, ya que durante el proceso no se utiliza ningún producto químico.

 

Osmosis y osmosis inversa: Sus beneficios

El agua osmotizada contribuye a promover la sostenibilidad y a respetar el medioambiente, ya que con un equipo de osmosis no es necesario consumir envases de plástico de agua embotellada. Por tanto, al prescindir de su fabricación y transporte, ayudamos a reducir la huella de carbono.

La osmosis también permite un ahorro de tiempo y dinero, ya que no será necesario ir a comprar agua embotellada y cargarla, además del coste añadido que esto supone. En cambio, con un equipo de osmosis inversa aseguramos una instalación con una larga vida útil si se cuida su mantenimiento. Aunque se requiere una inversión inicial para disponer del aparato de osmosis, en pocos años queda amortizado.

Si quieres saber más sobre este tratamiento de agua o resolver cualquier duda, en VDF podemos ayudarte. Para contactar con nosotros, puedes entrar aquí.